Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | La depuradora piloto de Castelserás permitirá reducir los costes habituales de explotación hasta en un 30% anual

martes, 20 de noviembre de 2018
miércoles, 04 de julio de 2018

La depuradora piloto de Castelserás permitirá reducir los costes habituales de explotación hasta en un 30% anual

El consejero Olona ha visitado la nueva estación "sostenible", un modelo que el Gobierno de Aragón quiere impulsar como alternativa a los sistemas convencionales
La instalación es de tipo “Humedal artificial de flujo vertical”, responde al modelo del llamado filtro verde, y es la primera que ejecuta el Gobierno de Aragón de estas características según la política de Sostenibilidad
El consejero Olona ha visitado la nueva depuradora de Castelserás.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenbilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha visitado este miércoles la nueva depuradora de Castelserás, en la provincia de Teruel. La nueva estación es un proyecto piloto del Gobierno de Aragón que prevé reducir los costes habituales de explotación, y dará servicio a una población de 800 habitantes, con una carga estimada de 1.300 habitantes equivalentes. Las obras se encuentran ya muy avanzadas, en torno a un 90% de ejecución, y se espera que concluyan a lo largo de este mes de julio.

“Esta instalación es una apuesta ambiental por la innovación y por métodos de depuración más sostenibles y adaptados a las necesidades de municipios como Castelserás”, ha explicado el consejero, quien ha recordado que este municipio es un ejemplo de innovación rural, ya que es una de las localidades españolas con más tiendas electrónicas por habitante. “Esto demuestra cómo en nuestros pueblos tenemos muchas posibilidades, no para sobrevivir, sino para vivir bien”, ha apuntado.

Olona ha querido reconocer y agradecer la apuesta que en su momento hizo el Ayuntamiento de Castelserás y la colaboración que ha prestado al Instituto Aragonés del Agua para poder instalar esta depuradora de tipo ecológico y carácter extensivo, como alternativa a los sistemas convencionales, “porque consideramos que son los adecuados para este tipo de municipios de menos de 2.000 habitantes”, ha explicado. “No tanto porque la inversión inicial sea mucho menor, sino por la reducción de costes de explotación”, ha añadido.

La depuradora Castelserás pertenece al tipo de lo que se llama “Humedal artificial de flujo vertical”, responde al modelo del llamado filtro verde, y es la primera que ejecuta el Gobierno de Aragón de estas características según la política de Sostenibilidad. Básicamente, es un filtro de varias capas de gravas y arena sobre el que se plantan juncos u otra especie similar. Este sistema tiene un coste de construcción similar o algo inferior a las depuradoras convencionales, pero presenta un ahorro importante en los costes de explotación ya que el filtro no necesita energía eléctrica para su funcionamiento frente a los tratamientos convencionales y no se hace ningún tratamiento ni evacuación de los fangos.

El ahorro anual en costes de explotación puede ser del orden de un 30%. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el filtro debe contar con una operación de limpieza de su parte superiora los 7-10 años de vida para asegurar su buen funcionamiento y proceder a la evacuación de los fangos depositados en esos años en la zona superior del filtro.

Frente a la ventaja que supone el ahorro económico en explotación, las principales dificultades a superar son generalmente la mayor necesidad de suelo disponible y la menor versatilidad de la instalación para hacer frente a aumentos de carga orgánica no previstos, bien por picos de ocupación, bien por vertidos industriales no autorizados.  Por ello es importante dimensionar adecuadamente estos filtros, estudiar los vertidos a tratar y extremar la vigilancia de los vertidos industriales indirectos, dada la mayor vulnerabilidad de las instalaciones de tratamiento frente a los mismos.

Los trabajos han contado con un presupuesto de 700.000 euros y los está ejecutando la empresa pública TRAGSA. Dado el carácter piloto de esta actuación, los dos años de explotación inicial permitirán tener datos para determinar el coste de operación y mantenimiento de este tipo de instalaciones.

Durante la visita, el consejero ha estado acompañado por la directora del Instituto Aragonés del Agua, Inés Torralba; el delegado territorial en Teruel, Antonio Arrufat; el alcalde de Castelserás, Javier García; el presidente de la Comarca del Bajo Aragón. Manuel Ponz, y un representante de TRAGSA.

 

  

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox