Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | El Gobierno de Aragón abre el centro de Gea de Albarracín y un nuevo dispositivo en Zaragoza para pacientes en situación de vulnerabilidad

jueves, 04 de junio de 2020
miércoles, 08 de abril de 2020

El Gobierno de Aragón abre el centro de Gea de Albarracín y un nuevo dispositivo en Zaragoza para pacientes en situación de vulnerabilidad

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón ha anunciado su puesta marcha en el transcurso de su comparecencia en las Cortes
Gea entra en servicio con 50 plazas y el nuevo dispositivo, ubicado en Zaragoza y con capacidad para 27 personas, se reserva para personas con necesidades sociosanitarias
María Victoria Broto, en la comparecencia telemática ante la Comisión de Ciudadanía de las Cortes

Dentro de la estrategia de lucha contra el coronavirus en la Comunidad, y de su erradicación en las residencias de mayores, el Gobierno de Aragón abre hoy dos nuevos centros intermedios. Se trata del anunciado en Gea de Albarracín, que forma parte de los denominados centros Covid-19, orientados a pacientes que o son positivo en coronavirus, o tienen vínculo epidemiológico o son personas que han estado ingresadas por esta patología y deben pasar un periodo de aislamiento de 14 días. Por su parte, el nuevo centro que hoy mismo abre sus puertas -ubicado en el zaragozano barrio de Parque Goya y con capacidad 27 personas- está pensado para pacientes que han recibido el alta, pero que por su situación personal y social necesitan un espacio en el que completar su recuperación. De este modo, ya son seis los dispositivos puestos en marcha en menos de tres semanas, con una capacidad total de 360 plazas.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha anunciado la entrada en servicio de ambos dispositivos durante su comparecencia telemática ante la Comisión de Derechos Sociales de las Cortes de Aragón para informar de todas las actuaciones llevadas a cabo por su Departamento ante la pandemia, un trabajo –ha dejado claro- “basado en un objetivo prioritario: garantizar la vida y la salud de las personas”. En esta línea, el reto principal ha estado -y está- en las residencias de mayores, pero también en atender las nuevas necesidades sociales que esta situación excepcional está provocando. “Esta pandemia nos ha revelado la imperiosa necesidad de disponer de sólidas redes de protección, una necesidad que, literalmente, es de vida o muerte”.

Sobre las residencias –y ante la evidencia de que esta pandemia muestra “su cara más cruel con las personas mayores”, dentro de una sociedad envejecida- la consejera ha enumerado las medidas puestas en marcha desde antes de que se decretara el Estado de Alarma. Entre ellas, las instrucciones dadas a todos los centros de la Comunidad (públicos y privados), siguiendo las pautas del Ministerio de Sanidad, la orden de prohibir las visitas, o la estrecha colaboración desde el primer momento con el Departamento de Sanidad para guiar la actuación en los centros con casos positivos, dirigir los nuevos dispositivos Covid-19 y tomar todas las medidas necesarias para evitar que el virus entrara en un espacio donde los usuarios son especialmente vulnerables o para frenarlo cuando ya estaba dentro.

En esta línea, Broto ha recordado que a todos los centros de Aragón, con independencia de su titularidad, se le ha enviado el material disponible. Cada uno ha recibido, como mínimo, tres envíos y aquellos que tienen positivos han contado con más material. En total, se han distribuido 174.370 mascarillas FFP1, 4.190 FFP2, 4.168 pantallas faciales, 1.225 delantales plásticos, 1.430 batas resistentes a fluidos, 252.200 pares de guantes y 2.424 litros e hidrogel. Del mismo modo se va a proceder con el material que sigue llegando a la Comunidad. Otra de las medidas adoptadas, ante la falta de personal que a lo largo de las semanas se ha venido evidenciando, ha sido la puesta en marcha de una bolsa de empleo que ha permitido remitir cerca de mil currículums para reforzar plantillas. La consejera ha explicado también por qué ha sido necesario intervenir tres residencias desde el punto de vista asistencial y el trabajo que en ellas se está llevando a cabo.

Atender la nueva realidad

Paralelamente al refuerzo en las residencias, se ha llevado a cabo una reestructuración completa el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) encaminada a atender la nueva realidad que la pandemia ha dibujado. De este modo, se ha arbitrado un sistema de seguimiento a los usuarios de los centros de día y los hogares, para paliar vulnerabilidad y soledad sobrevenida. Con el mismo objetivo se ha apoyado a las comarcas para rediseñar la atención a domicilio, que llega (sin contar Zaragoza capital) a más de 3.500 personas; se ha reforzado el Teléfono del Mayor y la atención telefónica del IASS, donde un equipo de más de 50 técnicos atiende y da respuesta a la demanda; o se han renovado las prestaciones sociales sin necesidad de trámite. Todo con un objetivo: que nadie se quede atrás como consecuencia ni de la enfermedad ni de las medidas que para combatirla se han adoptado.

Además de la actuación llevada a cabo por el IASS, la consejera ha recordado otros hitos del Departamento, como la iniciativa solidaria www.frenalacurva.net –de la Dirección General de Gobierno Abierto e Innovación Social- que permite geolocalizar peticiones y sugerencias de ayuda, y canalizar los centenares de iniciativas surgidas a raíz de esta situación excepcional (se han recogido y repartido 28.000 mascarillas textiles; 2.139 pantallas 3D y se ha distribuido material escolar). Este proyecto, nacido en Aragón, se ha replicado en varias partes del mundo y, actualmente, hay 11 países vinculados a él.

María Victoria Broto se ha detenido en el trabajo realizado por la Dirección General de Cooperación para el Desarrollo e Inmigración, que ha traducido a nueve idiomas toda la información sobre el estado de alarma, las recomendaciones sanitarias, los recursos de las comarcas, las instrucciones de las Oficinas de Extranjería y los servicios de orientación jurídica. La consejera ha recordado, además, la labor de atención y asesoramiento que sigue llevando a cabo la Dirección General de Igualdad y Familias; así como la de Protección de Consumidores y Usuarios, que con una cuenta de correo electrónico y siete líneas telefónicas sigue atendiendo las consultas de los ciudadanos, en su mayoría relacionadas por las situaciones provocadas por la pandemia. También el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) está trabajando en las labores de asesoramiento a sus usuarios y ha acondicionado algunas de sus instalaciones para ponerlas a disposición de las necesidades.

A lo largo de su comparecencia ante la Comisión de Derechos Sociales, Broto ha vuelto a subrayar la labor infatigable y “ejemplar” de los trabajadores del IASS y del conjunto de profesionales de los Servicios Sociales en la Comunidad, “que se encuentran en primera línea –ha dicho- atendiendo a las personas, muchas de ellas enfermas”. “Al igual que con el personal sanitario, jamás tendremos palabras suficientes de reconocimiento para todos ellos”.

Para finalizar, la consejera ha dejado clara su apuesta por afianza el sistema de Servicios Sociales como cuarto pilar del Estado del Bienestar, porque “esta pandemia nos ha revelado nuestra enorme fragilidad, tanto individual como colectiva”. 

  • María Victoria Broto, en la comparecencia telemática ante la Comisión de Ciudadanía de las Cortes
  • María Victoria Broto, en la comparecencia telemática ante la Comisión de Ciudadanía de las Cortes
  • María Victoria Broto, en la comparecencia telemática ante la Comisión de Ciudadanía de las Cortes

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox