Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | Salud Pública recuerda las medidas preventivas para evitar que las altas temperaturas tengan un efecto directo en la salud

martes, 23 de octubre de 2018
miércoles, 01 de agosto de 2018

Salud Pública recuerda las medidas preventivas para evitar que las altas temperaturas tengan un efecto directo en la salud

Entre junio y julio se han notificado 58 atenciones en urgencias hospitalarias de patologías relacionadas con las altas temperaturas, frente a las 88 del año 2017
Un folleto que detalla las medidas preventivas contra el calor.

La Dirección General de Salud Pública del Departamento de Sanidad recuerda a los ciudadanos la necesidad de tomar medidas preventivas para evitar que las altas temperaturas tengan un efecto directo en la salud. Beber agua, evitar el ejercicio físico en las horas centrales del día y buscar lugares con sombra o refrigeración son algunas de las recomendaciones básicas que se deben tener en cuenta ante episodios prolongados de calor.

En general, las temperaturas excesivas afectan desde un punto de vista sanitario más a las personas mayores, niños y aquellas que tienen enfermedades crónicas, aumentando el riesgo de enfermedad y de muerte. Otros factores como determinados tratamientos médicos, trastornos de la memoria, enfermedades agudas o consumo de alcohol u otras sustancias también se han descrito como de riesgo. Desde un punto de vista social, las personas más vulnerables son aquellas que tienen menos recursos (con imposibilidad de refrigerar sus viviendas o acceder a sitios refrigerados), con discapacidades, dependencia, aislamiento y marginación. Pero también puede haber una exposición excesiva al calor por razones laborales, deportivas o de ocio.

Cabe recordar que la Dirección General de Salud Pública activó ya el pasado 1 de junio el Plan de acción para la prevención de los efectos de las temperaturas extremas sobre la salud en Aragón, que se extenderá hasta el próximo 15 de septiembre. El plan, dirigido por Salud Pública, tiene por objetivos prever posibles problemas para la salud de los ciudadanos relacionados con las situaciones de calor extremo y medir las consecuencias para la salud de la población. Cuenta con la colaboración de varios departamentos, instituciones y organizaciones y se realiza en coordinación con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este plan de acción recoge las siguientes líneas de actuación: predicción de temperaturas; información a la población; vigilancia de la mortalidad y morbilidad; e información, coordinación y alerta de servicios sanitarios y sociales.

Se establecen cuatro niveles de alerta según las temperaturas previstas para los siguientes días, que se han relacionado históricamente con un aumento de la mortalidad:

 
Temperatura umbral
Provincia
Máxima
Mínima
Huesca
34
20
Teruel
36
14
Zaragoza
36
20
 A partir de estos niveles se establecen varios niveles de riesgo:
 
  • Nivel 0 – verde – Ausencia de riesgo. Si  el  número  de  días  en  que  las  temperaturas  máxima   y  mínima  previstas  rebasan simultáneamente los valores umbrales de referencia respectivos es cero.
  • Nivel 1 – amarillo – Bajo riesgo. Si el número de días es uno ó dos.
  • Nivel 2 – naranja – Riesgo medio. Si el número de días es tres o cuatro, los índices son respectivamente 3 y 4.
  • Nivel 3 – rojo – Alto riesgo. Si el número de días es cinco, el índice es 5.

La activación de los niveles de alerta se realiza analizando la superación de las temperaturas umbrales. Además, el plan contempla la monitorización de la demanda asistencial relacionada con los episodios de calor en las Urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, además de una vigilancia específica de la mortalidad.  

Evaluación del Plan durante los meses de junio y julio de 2018

Los resultados de evaluación del Plan durante aproximadamente la primera mitad del período de vigilancia muestran, en resumen, los siguientes resultados. Con respecto a las temperaturas observadas, se ha producido un aumento significativo de las temperaturas por encima del umbral de aumento de riesgo en Zaragoza capital en la semana del 23 al 29 de julio.

Entre junio y julio se han notificado 58 atenciones en urgencias hospitalarias de patologías relacionadas con las altas temperaturas, frente a las 88 del año 2017 o las 61 del año 2016. Al igual que el año 2017 en este mismo periodo, en 2 casos se precisó ingreso hospitalario y no se ha notificado ninguna defunción directamente relacionada con las altas temperaturas.

Las recomendaciones

La Dirección General de Salud Pública de Gobierno de Aragón recuerda que, ante el calor, es importante tomar medidas preventivas:

Quiénes tienen riesgo de sufrir problemas por el calor:
Todos somos susceptibles de sufrir trastornos ante el exceso de calor aunque hay grupos de personas que presentan mayor riesgo y deben estar especialmente protegidas, como son:

  • Personas mayores de 65 años.
  • Menores de 5 años y sobre todo los bebés.
  • Personas que lleven a cabo una actividad que requiere mucho esfuerzo físico.
  • Personas que presentan enfermedades previas, especialmente las que sufren del corazón o de alta presión sanguínea o problemas intestinales u obesidad.
  • Personas que toman algún tipo de medicación de forma crónica o que consumen una cantidad excesiva de alcohol.

Protección en el hogar:

  • Durante el día, mantener las ventanas y persianas cerradas para proteger la vivienda del  calor.
  • Aprovechar para ventilar la casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido.
  • El uso de ventiladores puede aliviar hasta cierto punto los efectos del calor pero no implican un descenso de la temperatura. Para ello puede ser necesario, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración.

Cuidados personales: 

  • Beber agua sin esperar a tener sed.
  • Evitar todo tipo de bebidas alcohólicas.
  • Si se está tomando de forma crónica alguna medicación, consultar con el médico.
  • Evitar las comidas calientes o pesadas.
  • Usar ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética. 
  • Utilizar sombrero o gorra para protegerse del sol.
  • Usar protección para los rayos solares.  Unos 30 minutos antes de salir al sol aplicar crema protectora con factor de protección mayor de 15 y repetir la operación a menudo.

Precauciones en las actividades cotidianas: 

  • No es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante cuando está haciendo mucho calor.
  • Planear las actividades en la mañana o en el atardecer cuando las temperaturas no son tan altas.
  • No dejar a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas. 

Qué síntomas pueden aparecer por exceso de calor:

  • El exceso de calor puede ser debido a una exposición muy intensa y corta o a una exposición mantenida aunque de menos intensidad.
  • Los primeros indicios del exceso de calor son: calambres, irritación de la piel o quemaduras, agotamiento y temperatura elevada.

Qué hacer:

  • Buscar refugio en la sombra o en un lugar con aire acondicionado.
  • Tomar una bebida no alcohólica fresca, descansar, tomar un baño o una ducha con agua fresca y ponerse ropa ligera.
  • Si aparecen síntomas de gravedad, como temperatura muy elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia, tratar de conseguir asistencia médica lo antes posible, por los procedimientos habituales (acudir a un servicio de urgencias, teléfonos de emergencia 061 y 112).

 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox