Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Hoy | Una de las bóvedas de Pablo Serrano protagoniza la nueva exposición del IAACC en Zaragoza

martes, 01 de diciembre de 2020
miércoles, 28 de octubre de 2020

Una de las bóvedas de Pablo Serrano protagoniza la nueva exposición del IAACC en Zaragoza

La muestra se centra en el trabajo del escultor para la Bóveda de la central hidroeléctrica de Aldeadávila y complementa la inaugurada hace unas semanas sobre “Serrano en la esfera pública”
Incluye piezas procedentes de los fondos del museo y otras cedidas por Iberdrola
Presentación de la exposición "La gran bóveda de Aldeadávila"

La Sala 00 del IAACC Pablo Serrano acoge desde hoy y hasta el próximo mes de marzo una exposición sobre la Gran Bóveda de la central hidroeléctrica de Aldeadávila, creada por Pablo Serrano en el marco de su proyecto Bóvedas para el Hombre, que reflejan su constante preocupación por el ser humano y se muestran como metáfora del refugio ante un mundo hostil. El artista concibió el proyecto como una manera de enmarcar el acceso al túnel de entrada de la Central I en el paisaje de las Arribes del Duero. La parte principal está formada por una gran bóveda de cemento de 33 metros de longitud por 18 de alto, y en los laterales de ésta crea un grupo escultórico realizado con materiales de desecho de la obra y herramientas de trabajo.

La exposición, comisariada por Lola Durán Úcar, cuenta con fondos propios del IAACC y otros cedidos por Iberdrola. Ésta propone un acercamiento a esta gran obra de ingeniería, de gran complejidad técnica, en la que la empresa promotora Iberduero consiguió aunar la más avanzada tecnología y la vanguardia artística. Por lo que respecta al conjunto escultórico, forma parte de la Colección de Arte Iberdrola. Se trata, en concreto, del conjunto de esculturas de granito de Pablo Serrano que habitualmente se encuentran en el poblado de la central de Aldeadávila.

Junto a ese material se muestra una sección documental que recopila planos, documentos, correspondencia y fotografías del proceso de construcción. A fin de cuentas, los prolegómenos de los trabajos y el propio desarrollo de la obra constituyen un relato con interés intrínseco. Se proyecta además un documental sobre la central de 1965.

Este conjunto se contextualiza con un pequeño apartado dedicado a la XXXI Bienal de Venecia, que tuvo lugar a mediados de 1962, al tiempo que se ponía en marcha las conversaciones para el inicio de la Gran Bóveda de Aldeadávila. Es ahí donde, entre diversas fotografías y documentación se sitúa la Bóveda para el Hombre nº 21, que con su extenso paño cóncavo nos trae a la memoria la entrada de la central.

El director general de Cultura, Víctor Lucea, ha manifestado su satisfacción por la apertura de esta muestra y ha destacado cómo complementa la recientemente presentada en el mismo centro sobre Pablo Serrano en la esfera pública. Lucea ha estado acompañado de la jefa de servicio de Museos y Bibliotecas, Laura Asín; el director del IAACC Pablo Serrano, Julio Ramón; la comisaria de la exposición, Lola Durán; y del delegado institucional de Iberdrola en Aragón, Alfredo del Tiempo.

La central hidroeléctrica de Aldeadávila

Iberduero construyó en los años cincuenta la central hidroeléctrica de Aldeadávila, una de las más importantes de Europa Occidental.  Está ubicada en una profunda depresión geográfica en el curso medio del río Duero, que establece la frontera entre España y Portugal; el área es conocida como el corazón de las Arribes, y pertenece a la provincia de Salamanca. Se trata de una gran obra de ingeniería en la que se utilizaron las tecnologías más innovadoras.

La compañía propuso la creación de un proyecto escultórico para la entrada del túnel de la central. El artista seleccionado para llevarlo a cabo es Pablo Serrano, que en aquel momento desarrollaba su serie escultórica Bóvedas para el Hombre, presentada en el Pabellón Español de la XXXI Biennale di Venezia, en 1962.

Una vez aceptado el encargo, Pablo Serrano propuso tres posibles soluciones para la entrada a la central, de las que se aprobó el proyecto número 3. Las obras se iniciaron en febrero de 1963, el proceso se desarrolló a lo largo de seis meses y consiguió un encuentro armónico entre el paisaje –la montaña escarpada y la roca– por un lado, y la simplicidad del gran paño de hormigón construido, por el otro, en una fusión equilibrada entre naturaleza y la técnica. En alusión simbólica al componente humano creó un grupo escultórico realizado con materiales de desecho de la obra.

Fondos expuestos

Del proyecto escultórico de Aldeadávila, piezas cedidas por Iberdrola y cuyo autor es Pablo Serrano:

- Sin título (provisional). Ca. 1962-1965. Talla en granito. 70 x 38 x 190 cms. 1.700 kgs.

- Chimenea 1. Ca. 1962-1965. Talla en granito. 90 x 100 x 182 cms. 2.500 kgs.

- Chimenea 2. Ca. 1962-1965. Talla en granito. 100 x 110 x 170 cms. 2.800 kgs.

- Proyección del documental de El Salto de Aldeadávila. Inauguración. 1965. Se trata de una cinta de 12 minutos sobre el proyecto de construcción e inauguración del Salto de Aldeadávila.

De fondos del IAACC Pablo Serrano:

-  Bóveda para el hombre nº 21. Bronce. 1961.

- Fondos documentales y fotográficos del archivo Pablo Serrano que ilustran tanto el proyecto de Aldeadávila como la participación de Pablo Serrano en la XXXI Bienal de Venecia de 1962, ocupando la sala central del Pabellón de España.

 

*Se adjuntan audios del director general de Cultura, Víctor Lucea, y de la comisaria de la muestra, Lola Durán 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox