Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | 800 libros registrales, a punto de pasar a la era digital

martes, 31 de marzo de 2020
domingo, 23 de febrero de 2020

800 libros registrales, a punto de pasar a la era digital

El Gobierno de Aragón hace las primeras pruebas para la digitalización de los archivos registrales de los municipios de los partidos judiciales de Huesca capital y Calatayud
Digitalización de registros civiles

La Dirección General de Justicia del Gobierno de Aragón ha iniciado las pruebas para la digitalización de los libros de registros civiles de todos los municipios incluidos en los partidos judiciales de Huesca capital (60) y Calatayud (53). Hay que hacer la salvedad de que tanto el registro de Huesca capital como el de Calatayud ya se encuentran digitalizados.

Técnicos de la empresa Minsait, integrada en el Grupo INDRA, están ya trabajando en las primeras pruebas en Calatayud aunque la digitalización como tal no se iniciará hasta el 1 de abril. Trabajan también en la recopilación del listado de usuarios (juzgados y secretarios de ayuntamientos) para darles de alta en el sistema del Ministerio de Justicia (Inforeg) y que, como tales usuarios, puedan acceder a la información centralizada a la hora de demandar datos de estos libros una vez digitalizados.

La directora general de Justicia, Mª Angeles Júlvez, califica este proceso “como absolutamente necesario y definitivo en muchas vertientes. El primer beneficiado será el ciudadano porque le permitirá la simplificación de trámites ya que se le posibilita la obtención de certificaciones de nacimiento, matrimonio y/o defunción sin necesidad de desplazarse al municipio donde ocurrió el hecho. Cualquier certificación  podrá obtenerse desde el Registro Civil de su residencia”. La directora general entiende que será también necesario la restauración de los libros que se encuentren en mal estado aunque pasen a formato digital.

Minsait fue la empresa adjudicataria del concurso, que presentó una oferta integrada de los dos lotes (Huesca capital y Calatayud) por un importe de adjudicación de 272.358 euros (IVA incluido). El plazo previsto para ultimar la digitalización terminará este mismo verano.

Los centros de trabajo para la ejecutar el proyecto se ubicarán en Huesca y Calatayud y a estos puntos, previamente acondicionados, habrá que trasladar los libros registrales, que solo pueden permanecer fuera del municipio en el que se encuentran una semana, tal y como contempla una orden del Ministerio de Justicia de 29 de mayo de 2007.

El trabajo encomendado a Minsait es minucioso. De cada apunte de cada libro habrán de obtener una imagen escaneada por cada página que ocupe. Tendrán, a continuación, que transcribir, por duplicado, en formato electrónico, los metadatos correspondientes al apunte de forma que, posteriormente, puedan hacerse búsquedas de estos mismos datos que, finalmente, quedan integrado en el sistema Inforeg del Ministerio de Justicia.

En el caso del Partido Judicial de Calatayud el personal de Minsait tendrá que digitalizar 374 libros (148 de nacimientos, 58 de matrimonios y 168 de defunciones) mientras que el caso del Partido Judicial de Huesca el trabajo de digitalización tiene un mayor volumen: 423 libros repartidos entre nacimientos (167), matrimonios (659 y defunciones (191). En total, el lote objeto de la adjudicación suma 797 libros.

La digitalización abarcará, en el caso de ambos partidos judiciales, los libros de defunciones desde 1935 inclusive mientras que en el caso de los nacimientos y matrimonios el trabajo se llevará a cabo a partir de los libros desde 1950 inclusive.

Segunda parte del proceso

El proceso de digitalización se inició en 2007 con un contrato de digitalización para los registros civiles de los municipios cabeza de partido judicial. Entonces el presupuesto máximo de licitación fue de 20,5 millones de euros para culminar la primera parte de un proceso que incluía la digitalización, el procesado de la imagen y la grabación de los propios libros. Este trabajo culminó con la digitalización de 36.401 libros registrales.

Ahora, el Gobierno de Aragón va a iniciar la segunda parte de este proceso. Hay que tener en cuenta que, por la información que contienen, los libros y documentos que obran en los archivos de los registros civiles se consideran patrimonio documental con valor histórico y, por consiguiente, no pueden ser destruidos ni deteriorados.

Una vez digitalizados y devueltos al Juzgado de Paz o Ayuntamiento de origen, se procederá a estudiar la viabilidad de la restauración de los ejemplares que se encuentren en malas condiciones, para que su conservación, como Libros Históricos que son se asegure.

De hecho, el proceso de digitalización es complejo. Hay que trasladar los libros de los archivos hasta el recinto o punto de trabajo mediante transporte en cajas de seguridad ignifugas, al igual que hay que hacer la devolución a su origen en las mismas condiciones. Por otra parte, las instalaciones donde se realice el trabajo deben contar con un sistema de detección de incendios y con acceso limitado al recinto de trabajo solo al personal autorizado.


 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox