Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | Gobierno de Aragón y Médicos del Mundo elaboran un nuevo protocolo para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina

domingo, 17 de noviembre de 2019
miércoles, 10 de febrero de 2016

Gobierno de Aragón y Médicos del Mundo elaboran un nuevo protocolo para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina

Este documento refuerza el que ya existía en 2011 y se adapta al que se aprobó en 2015 a nivel nacional
Los Departamentos de Ciudadanía y Derechos Sociales; Educación, Cultura y Deporte u Sanidad han participado en esta iniciativa
Presentación protocolo MFG

Proteger y cuidar a las niñas y mujeres en situación de riesgo de padecer o que hayan padecido la mutilación genital femenina (MGF). Este es el principal objetivo del nuevo protocolo para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina en Aragón, que han elaborado diferentes departamentos del Gobierno de Aragón en colaboración con Médicos del Mundo.

La directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), Natalia Salvo; Belén Civera, jefa de servicio de Equidad e Inclusión de Educación; Asunción Cisneros, del Departamento de Sanidad, y Julia Moreno, coordinadora de Inclusión Social de Médicos del Mundo han presentado las novedades que aporta este documento a los medios de comunicación.

Natalia Salvo ha destacado que la mutilación genital femenina “es una realidad” en nuestra sociedad y que por lo tanto es necesaria la implicación de todos para acabar con ella. Por ello, ha señalado, el IAM se ha encargado de coordinar al resto de departamentos para dar forma este nuevo protocolo.

Belén Civera, por su parte, ha señalado que con este protocolo los maestros y profesores sabrán cuáles son los procesos que deben seguir si detectan o sospecha de algún caso de mutilación genital femenina.

En el apartado sanitario, Asunción Cisneros, ha insistido en la importancia de la formación de los profesionales sanitarios de aquellos centros de salud que atienden a niñas y mujeres procedentes de los países de riesgo. Por último, Julia Moreno, ha dicho que el protocolo aragonés es el mejor del Estado al incluir la colaboración entre Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

La actualización del protocolo aragonés responde a la necesidad de su adecuación como herramienta de trabajo a las situaciones que actualmente se pueden encontrar y pretende adaptarse al Protocolo Común de Actuación Sanitaria ante la MGF del Sistema Nacional de Salud 2015.

Entre sus objetivos destacan proteger y cuidar a las niñas y mujeres en riesgo, trabajar con las familias e ir modificando las creencias y tradiciones que permiten sustentar actualmente el rito de la MGF y buscar soluciones con carácter de permanencia y continuidad. Además, se pretende seguir fomentando la sensibilización y la formación de todos los profesionales que trabajan diariamente y que ocupan un lugar clave en la prevención, detección e intervención ante la MGF: profesionales sanitarios, educativos, servicios sociales, judicatura, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, inmigración y extranjería, organizaciones no gubernamentales, asociaciones y todos aquellos que cuenten entre sus objetivos con estos fines.

El protocolo actual refuerza las acciones de 2011 y adecua los momentos de la intervención a los contemplados en el Protocolo Común de Actuación Sanitaria. Dichos momentos no deben entenderse cronológicamente sino como distintas situaciones que se pueden encontrar y en las que se debe intervenir: confirmación de MGF practicada en mujer adulta, existencia de factores de riesgo en mujeres jóvenes mayores de 18 años que siguen dependiendo socioeconómicamente de su familia, existencia de factores de riesgo o situación de riesgo inminente en niña y confirmación de MGF practicada en una menor.

En todos los momentos, las actuaciones preventivas y de sensibilización están presentes, reforzando de manera positiva las posturas que busquen evitar que en un futuro pueda producirse la mutilación de otra niña o mujer, y tratando incluso de reparar todas las consecuencias físicas, psíquicas y sociales derivadas de esta práctica abusiva.

Este nuevo Protocolo pretende garantizar un modelo de coordinación entre sistemas de protección, encaminado a insistir de manera decisiva en la necesidad de prevención y sensibilización desde todos los ámbitos posibles y el IAM para ello adquiere, entre otros, el compromiso de ofrecer la mayor difusión posible contando con todas las herramientas a su alcance.

Asimismo, incluye una serie de recomendaciones sobre cómo debe intervenir cada uno de los profesionales y una serie de teléfonos en los que se puede obtener información sobre cómo actuar si se detecta o se intuye un riesgo de MGF. El Instituto Aragonés de la Mujer pone a disposición de profesionales y particulares su teléfono gratuito 900 50 44 05, así como los de sus delegaciones ( 976 71 67 20, 978 64 10 50 y 974 29 30 31). El 901 11 11 10 pertenece al servicio especializado de protección a la infancia, el 902 55 53 21 a Salud Informa y el 976 71 30 25 al Centro Aragonés de Recursos para la Educación Intercultural.

La mutilación genital de la mujer (MGF) incluye todas las prácticas que implican la extirpación total o parcial de los genitales femeninos, ya sea por motivos culturales, religiosos o por cualquier otra razón no terapéutica. Existen cuatro tipos de MGF y puede acarrear graves consecuencias para la salud de las mujeres: dolor intenso, hemorragias, infecciones y lesión de órganos y estructuras anatómicas, como la uretra o la vagina. A ellas se pueden sumar la anemia, infección pélvica, menstruaciones dolorosas y formación de cicatrices queloides.

A ellas se suman consecuencias que pueden darse a largo plazo, como ansiedad, fobias, pánico, depresión y miedo a las relaciones sexuales. También pueden provocar complicaciones en partos futuros y disminución de la sensibilidad sexual. Incluso esta mutilación puede provocar afecciones a los futuros hijos recién nacidos.

La MGF se practica en 29 países del África Subsahariana y algunos de Oriente Medio y Asia. Los movimientos migratorios han provocado que haya mujeres y niñas en riesgo de padecerla en todo el mundo.

En el caso de Aragón, es la quinta comunidad con mayor cantidad de mujeres que proceden de países de riesgo, con 3.195 mujeres y 1.876 niñas. Los países de procedencia son, principalmente, Gambia, Senegal, Nigeria, Ghana, Guinea, Mali y Camerún.

Datos sanitarios en Aragón

Cada año se hace una explotación de la base de datos de usuarios para conocer las niñas de 0-14 cuyos padres proceden de países donde se practica la MGF (este año se hará de 0-18 años para hacer coincidir la edad con los momentos del protocolo actual) y así saber a qué centros de salud corresponden. Esos centros de salud son los prioritarios para realizar la formación y difusión del protocolo.

La distribución por sectores sanitarios en Aragón de las niñas de 0 a 14 años procedentes de países donde se realiza la mutilación es:

HUESCA             122

BARBASTRO      266

ZARAGOZA I       235

ZARAGOZA II      680

ZARAGOZA III     536

ALCAÑIZ              27

TERUEL                5

CALATAYUD         5

                            1.876

Desde que se elaboró en 2011 el protocolo para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina en Aragón, se realiza cada año formación en colaboración con Médicos del Mundo, sobre todo de los profesionales de los centros de salud que atienden a niñas en situación de riesgo por proceder de países donde se practica la MGF y porque pueden realizar un viaje a su nación de origen. Así, en 2015 se formaron a 94 profesionales.

El protocolo nacional contempla en caso de precisar cirugía es recomendable que las niñas o mujeres sean derivadas al hospital de referencia para su Comunidad Autónoma. Por su parte, en el protocolo de Aragón, en el momento 1 se señala que se detecten mujeres adultas que han sufrido una mutilación, además de registrar en historia clínica el tipo de MGF y las secuelas existentes, también se debe señalar la prevención realizada y los cuidados que precise.

También en el momento 4 (detección e intervención con niñas menores de edad con mutilación practicada) se establece que se valorarán las posibles secuelas de la MGF practicada y se deben planificar desde ese momento las atenciones necesarias para paliar el daño en salud.

En Aragón, aunque no se ha establecido aún un hospital de referencia ante la solicitud de cirugía reparadora de las secuelas existentes, si se agotaran las posibilidades quirúrgicas de la comunidad, se tramitaría la derivación del caso a un centro hospitalario donde se realicen este tipo de intervenciones.

Por otra parte, el aplicativo OMI-AP (OMI) como recurso informático de Historia Clínica en Atención Primaria de Salud incluye el protocolo de mutilación genital femenina con factor de riesgo que se activa por pertenecer a etnia o país con práctica de mutilación genital femenina o que la mujer posea algún familiar con MGF.

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox