Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Consumo | Consumo recuerda que los usuarios tienen un plazo de 14 días naturales desde la recepción de su compra online para devolverla por cualquier motivo

jueves, 09 de julio de 2020
martes, 15 de octubre de 2019

Consumo recuerda que los usuarios tienen un plazo de 14 días naturales desde la recepción de su compra online para devolverla por cualquier motivo

Las páginas web seguras incluyen el texto “https” en sus URL
Las empresas están obligadas a facilitar toda la información relativa a las condiciones de compra
Pablo Martínez y Teresa Sevillano han participado en el Aula de Consumo

 

El comercio electrónico es una modalidad de compra a distancia mediante la que se pueden adquirir productos o servicios de cualquier parte del mundo, desde cualquier sitio y a cualquier hora del día, a través de Internet.
 
Para disfrutar con seguridad de las ventajas del comercio electrónico es necesario adoptar ciertas precauciones como comprobar que la tienda online en la que se quiere comprar está alojada en una página web segura.
 
Por todo ello, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios ha organizado hoy un Aula de Consumo sobre las nuevas tecnologías. En la jornada han intervenido Miguel Ángel García, asesor de marketing online, que ha abordado el tema de las oportunidades en la red, y Sergio Duce, asesor docente de convivencia, que ha tratado el tema de las precauciones y riesgos en las nuevas tecnologías. Han asistido a esta sesión la directora general de Igualdad y Familias, Teresa Sevillano, y alumnos del IES Miralbueno.
 
En lo referente a las compras por Internet, el director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, ha subrayado la importancia de comprobar que estamos navegando en una red segura. “Debemos buscar aquellas distinguidas con sellos de confianza como es Confianza Online o el distintivo de empresas adheridas al Sistema de Arbitral de Consumo, y en todo caso tener siempre una buena identificación, una buena localización de la empresa, cuál es su nombre, su domicilio, en qué país radica, especialmente si está fuera de la Unión Europea, donde las dificultades de reclamación van a ser mucho mayores”.
 
Las direcciones (URL) de las páginas alojadas en un servidor seguro comienza siempre con “https”. La “s” final, en ocasiones, solo aparece en la página en la que se realiza el pago. Otros indicadores de seguridad son los símbolos de un candado cerrado y una llave, que se sitúan junto a la URL o en la parte inferior del navegador. Si se hace doble clic sobre ellos aparecerá información sobre su certificado de seguridad. Pero si aparece un candado abierto, esto indica que la página no es segura.
 
Otros elementos a tener en cuenta a la hora de comprar por Internet son comprobar si la tienda posee el sello reconocido de Confianza Online, lo que supone que la empresa ha asumido unos compromisos éticos y de conducta, y da la posibilidad de reclamar gratuitamente en caso de conflicto. También es recomendable comprobar si la tienda está adherida a otros códigos de conducta o al Sistema Arbitral de Consumo.
 
Por otro lado, las empresas están obligadas a facilitar toda la información relativa a las condiciones de compra. Consumo recuerda que ante cualquier duda es aconsejable ponerse en contacto con la empresa vendedora. Además, se debe guardar o copiar la documentación de las operaciones realizadas, este documento en esencial en caso de posibles reclamaciones y garantías del producto.
 
A la hora de realizar el pago de la compra lo más seguro es pagar contrarrembolso (tras la verificación del producto) o mediante tarjeta de crédito electrónica para uso exclusivo por Internet. Otra herramienta de gran utilidad para realizar pagos de forma segura, por su confidencialidad y seguridad, es PayPal.
 
Cuando se realizan compras por Internet, también existe la posibilidad retractarse de la misma.  El derecho de desistimiento reconoce la posibilidad de devolverlo en el plazo de 14 días naturales desde la firma del contrato, o desde la recepción del producto. Dentro de este plazo se puede renunciar al pedido por cualquier motivo, aunque solo sea porque se ha pensado mejor.
 
Para ejercer este derecho, el comprador debe informar al vendedor de la decisión de anular la compra mediante el documento de desistimiento, que debe proporcionar la tienda online, o adjuntar una declaración escrita a los productos a devolver, por correo ordinario, fax o correo electrónico; no basta con devolver los productos.
 
Sin embargo, no todos los productos pueden ser devueltos, existen excepciones como los productos hechos a medida o personalizados, productos precintados por razones higiénicas o alojamiento y ocio comprometidos por fechas concretas.
Consumo también recuerda que para realizar una reclamación el primer paso es contactar con la empresa vendedora e intentar solventar el problema. Las empresas tienen la obligación de ofrecer un teléfono y dirección. Además, deberán responder en el plazo más breve posible, que será como máximo de un mes. Pero si la respuesta no es satisfactoria para el consumidor, este puede acudir a los Servicios de Consumo del Gobierno de Aragón en las tres provincias, las Oficinas Comarcales y Municipales de Información al Consumidor de Aragón o a las Asociaciones de Consumidores y Usuarios.
 
Y si el consumidor o la empresa tienen su domicilio en otros países de la Unión Europea, se remitirá la reclamación al Centro Europeo del Consumidor en España.
 
 

 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox