Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Servicios socialesl e igualdad | El Gobierno de Aragón insta a planificar las compras durante las rebajas y adquirir solo lo que se necesita para no caer en el consumo compulsivo

martes, 22 de enero de 2019
domingo, 06 de enero de 2019

El Gobierno de Aragón insta a planificar las compras durante las rebajas y adquirir solo lo que se necesita para no caer en el consumo compulsivo

La directora general de Protección de Consumidores y Usuarios recuerda que lo único que se rebaja son los precios, nunca los derechos y las garantías de los consumidores
Rebajas

A pesar de que las rebajas del mes de enero son una buena ocasión para adquirir artículos necesarios a buen precio, también suponen una tentación para el consumidor que se puede ver impulsado a comprar objetos o contratar servicios que realmente no necesitan. Para facilitar al ciudadano las compra responsables y evitar las compulsivas, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón recomienda planificar bien qué se quiere adquirir de la forma más meditada y responsable posible.

La directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, Ros Cihuelo, recuerda que los establecimientos “tienen que ofrecer productos que ya se ofrecían con anterioridad al inicio de las rebajas”. En ocasiones, algunos comercios aprovechan la temporada de rebajas para modificar las condiciones habituales de venta, lo cual, además de inducir a engaño o a confusión, va contra lo establecido en la norma.

Del mismo modo, los establecimientos están obligados a indicar de forma visible el periodo de duración de las rebajas, así como el precio de venta anterior y el final.

Respecto a los derechos que asisten al consumidor (garantía, atención al cliente, entrega de factura…), “hay que recordar que permanecen inalterables” y que, si un comercio tenía una política de devolución o de cambio por cheques, debe mantenerla durante las rebajas y en el caso de cambiarla, debe “advertirlo con cartelería suficiente”, según señala Cihuelo.

“No todos los comercios se suman a este periodo de rebajas ya que se encuentran liberalizadas y algunos utilizan carteles de descuento o de promociones, lo cual puede llegar a confundir al usuario que puede pensar que las condiciones y exigencias normativas son diferentes cuando no es así en absoluto”, advierte Cihuelo. “Los derechos y las garantías no se ven rebajados, solo se rebajan los precios”, insiste Cihuelo.

La Inspección de Consumo hace un especial seguimiento de las rebajas, el año pasado se visitaron un total de 877 establecimientos en las tres provincias. De ellos, el 72% colgaba el cartel de rebajas y el 14 % optó por otras fórmulas de descuentos. En el 92 % se aplicaban los precios correctamente y en el 72 % se cumplía con la obligación de exhibir el cartel de duración de las rebajas.

En lo referido al número de reclamaciones, no se incrementan en esta temporada, pero sí que se observan un mayor número de consultas relacionadas con la entrega de vales y las políticas de devoluciones.

En periodo de rebajas los comercios están obligados a tener hojas de reclamaciones a disposición de los clientes, así como una dirección postal, un número de teléfono y una dirección de correo electrónico donde los usuarios puedan hacer llegar sus consultas o reclamaciones.

Desde Consumo también recomiendan planificar las compras pues, “un producto que adquirimos y que luego no usamos se convierte en un bien muy caro aunque fuese a buen precio”, apunta Cihuelo.

También cabe recordar que en los supuestos en los que se haga mención a una financiación, existe obligación de informar del tipo de interés aplicado T.A.E., importe de cada plazo, número de plazos, su periodicidad e importe total.

Desde Consumo recuerdan que los establecimientos que exhiben el logotipo de su adhesión al Sistema Arbitral de Consumo muestran que el comerciante tiene confianza en los productos o servicios que presta y que cualquier discrepancia que pueda surgir quedará resuelta de una forma rápida y gratuita.

Ante cualquier duda o consulta relacionada con sus derechos como consumidor, el ciudadano puede dirigirse a las Asociaciones de Consumidores, Oficinas Municipales y Comarcales de Información al Consumidor, o a los Servicios Provinciales del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales.

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios ofrece el teléfono gratuito de atención al consumidor 900121314 (para llamadas desde números fijos de Aragón) para resolver las dudas sobre las rebajas u otras cuestiones que les afecten como consumidores, así como la dirección de correo electrónico consumo.doc@aragon.es.

  

Formulario para comentar el contenido:



Tags:


Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox