Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Medio Ambiente | Localizados cinco nuevos ejemplares jóvenes de la almeja de río Margaritifera auricularia en Aragón

viernes, 15 de diciembre de 2017
jueves, 18 de mayo de 2017

Localizados cinco nuevos ejemplares jóvenes de la almeja de río Margaritifera auricularia en Aragón

Como resultado de los trabajos de seguimiento que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón ha realizado durante los cortes anuales de mantenimiento de canales de riego en el pasado invierno han sido localizados cinco nuevos ejemplares de pequeña talla, tres de ellos en el canal de Tauste y dos más en la acequia de Quinto
Ejemplar de Margaritifera auricularia

Margaritifera auricularia es una gran almeja de río que puede alcanzar los 18 cm de longitud y vivir mas de 60 años. Hasta el año 2010 no se conocía ningún ejemplar juvenil vivo en el medio natural. Desde entonces se han localizado en diferentes canales de regadío y en el propio río Ebro cerca de 85 ejemplares considerados jóvenes, es decir, con un tamaño inferior a 10 cm. Esto supone que solo un 2,3% aproximadamente del total de los ejemplares conocidos en estas masas de agua pueden encuadrarse en esta categoría.

 

Su distribución es desigual en las distintas localidades. Así, mientras que en el Canal de Tauste los juveniles llegan a suponer casi el 55% del total de la población censada, en el Canal Imperial, donde se encuentra localizada la mayor población censada de esta especie en el mundo, con casi 5.000 ejemplares, ésta proporción apenas supera el 0,1% de los ejemplares estudiados. En el río Ebro, únicamente se ha conseguido localizar un ejemplar joven de los 40 censados hasta la fecha, y en la acequia de Quinto han sido tres los ejemplares de esta categoría identificados entre los 24 localizados hasta la fecha.

Estos hallazgos son muy relevantes, ya que nos permiten constatar que la especie sigue reproduciéndose en el medio natural, o al menos que lo hizo hasta hace unos 10-15 años, que es la edad que se le atribuye a los ejemplares encontrados. Estos datos apuntan a que podría llegar a haber un cierto relevo generacional, aunque desde luego muy poco frecuente y de todo punto insuficiente para asegurar la pervivencia de la especie de manera natural.

El escenario que se dibuja hace especialmente necesarias experiencias de conservación ex situ como la producción de juveniles que desarrolla el Gobierno de Aragón dentro de su programa de cría en cautividad de la especie, el cual lleva a cabo desde hace más de una década y que ha permitido introducir centenares de miles de juveniles de Margaritifera directamente en el medio natural, esperando que algunos de ellos puedan llegar a sobrevivir por sus medios y se incorporen a la población silvestre.

 

 

Futuro incierto para la supervivencia de Margaritifera auricularia

Sin embargo, la situación general de esta especie en el medio natural es cada día más dramática, y su situación muy crítica tal y como se ha podido constatar de nuevo en los trabajos de seguimiento de la especie realizados en los últimos meses.

Esta situación es reconocida en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que cataloga a la especie como en peligro crítico de extinción a nivel mundial. Por su parte, tanto el Catálogo de Especies Amenazadas en Aragón y como el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas la consideran como “En peligro de extinción”. Aragón cuenta además con un Plan de Recuperación para la especie aprobado en 2005, y donde se contemplan medidas y acciones para la conservación de esta especie y su hábitat natural. Este Plan es además la herramienta fundamental de desarrollo de la Estrategia Nacional para la conservación de la especie, aprobada en 2007 por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, y que en estos momentos se encuentra en revisión.

En la actualidad preocupa especialmente la gran mortalidad de ejemplares adultos de Margaritifera que se viene registrando desde el año 2013, cuando se detectaron por primera vez mortalidades inusualmente elevadas de cientos de ejemplares en el Canal Imperial de Aragón, y que ha continuado de manera creciente, lo que da una tasa de mortalidad insostenible. Se calcula que desde 2013 hasta la fecha ha podido morir más del 50% del total de ejemplares adultos.  

Desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad se está realizando un gran esfuerzo en intentar discernir las posibles causas de esta mortalidad inusual, que no sólo parece afectar a Margaritifera auricularia, sino que también se está cebando en el resto de las especies de almejas autóctonas que comparten los hábitats del Canal Imperial de Aragón, y que en la actualidad han desaparecido prácticamente de esta infraestructura de riego.

Varias hipótesis se barajan sobre las causas que podrían explicar las elevadas mortalidades detectadas en las almejas autóctonas, ya sea funcionado de manera aislada o a través de la conjunción de varios factores. La complejidad del asunto requiere de la colaboración de diferentes centros de investigación y universidades, a los que se ha pedido colaboración para estudiar la incidencia de posibles factores como la presencia de tóxicos en el agua, la existencia de patologías contagiosas o las afecciones por competencia con especies exóticas invasoras como la almeja asiática (Corbicula sps.)

 

 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox